Comprende la inundación de las zonas más bajas de la ciudad de Venecia, que en los casos más graves puede llegar a abarcar el 96% de la ciudad. La definición oficial es que, acqua alta, es cuando el nivel del agua supera los 90 cm por encima del nivel de la marea normal.

Uno de los puntos más bajos de Venecia es la Plaza San Marcos, por lo que es una zona que muy frecuentemente es inundada, tal como ilustran las fotografías.

La municipalidad de Venecia ha implementado una serie de acciones para garantizar que las actividades de la ciudad continúen a pesar de la inundación. Por ejemplo, se colocan pasarelas elevadas para la circulación de los peatones durante las inundaciones más severas (es aconsejable calzarse bota de goma).

Sin embargo, algunas casas y negocios deben ser evacuados. El centro de investigación Coses en Venecia ha estimado que las inundaciones le cuestan a la ciudad unos 11 billones de liras italianas por año en horas no trabajadas.

La frecuencia de ocurrencia y severidad de estas inundaciones ha ido en aumento a lo largo del último siglo de menos de 10 veces por año a más de 60 veces por año.

En cuanto a la severidad, el peor caso de acqua alta registrado fue la inundación de 1966, cuando las aguas superaron el nivel normal de marea (180 cm) en más de un metro y el 96% de la ciudad resultó inundada.

El 31 de octubre de 2004 las aguas alcanzaron 135 cm y se inundó el 80% de la ciudad. En diciembre de 2008, tormentas provenientes del Adriático produjeron una inundación que marcó un registro de 156 cm.