Unos 300 efectivos de la Policía Nacional resguardan las inmediaciones de la Plaza San Martín, en Cercado de Lima, a fin de garantizar el orden y la seguridad.

Los agentes revisan minuciosamente las pertenencias de aquellas personas que se trasladan por la avenida Emancipación y el jirón Carabaya a fin de garantizar la integridad de quienes participen en los actos conmemorativos por el aniversario patrio.

De acuerdo con el plan, se establecerán anillos de seguridad en distintos puntos de la ciudad. Cada instalación o lugar emblemático del Centro Histórico será objeto de una zonificación y sectorización.

En las próximas horas, trabajadores y sociedad civil se concentrarán en la palestra, donde desarrollarán "una fiesta patriótica" según anunció la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).