El papa Francisco pone fin este domingo a su visita a Perú con una misa multitudinaria en la base aérea de Las Palmas, en Surco. Las puertas del aeródromo se abrieron esta madrugada para permitir que los fieles pasaran los controles de seguridad y comenzaran a ubicarse en el interior del recinto.

Los fieles y devotos llevan banderas, fotos, camisetas y pancartas alusivas a la visita del papa y a la visita de Francisco al país. Además, también portan gorros y sombrillas para defenderse del sol, que se espera que será muy fuerte durante toda la jornada. El Senamhi advirtió que la radiación ultravioleta será "extremadamente alta" en las horas en las que se celebrará la misa.

La jornada de Francisco arrancó muy temprano. En la mañana estuvo en Las Nazarenas, donde tuvo una reunión con 500 religiosas de la Vida Contemplativa. Después se trasladó a la Catedral de Lima para una oración ante las reliquias de los mártires peruanos y ante la presencia de 2.500 miembros de la Iglesia peruana.

En el Arzobispado de Lima, Francisco se reunió con los 47 obispos del país para un discurso donde habló de la corrupción en el Perú. Después, rezó el Ángelus ante las miles de personas que se congregaron en la plaza de Armas de Lima.