Foxconn negó que fuerce a estudiantes universitarios a trabajar en sus líneas de ensamblaje para acelerar la producción de iPhone 5, que se prevé será presentado este miércoles.

Jóvenes chinos denunciaron que se vieron obligados a abandonar temporalmente sus estudios, porque la empresa les extendió las horas de trabajo hasta después del comienzo del año académico, bajo el pretexto de completar un periodo de prácticas profesionales.

En un comunicado, Foxconn Technology Group dijo que los estudiantes —que constituyen el 2,7% de sus 1.2 millones de trabajadores— “son libres de dejar el programa de prácticas cuando lo deseen”.

"Foxconn ha tenido por mucho tiempo un programa de prácticas a corto plazo que se realiza en cooperación con varias escuelas vocacionales en China”, afirmó la compañía. El programa tiene una duración de entre uno y seis meses, y los estudiantes están en edad legal para trabajar", sostuvo la compañía según recoge CNN.com

Foxconn se ganó el apelativo de "fábrica del suicidio" luego que en el año 2010, algunos de sus trabajadores se quitaran la vida.

El presidente Terry Gou tuvo que salir a pedir una disculpa pública sin precedentes.

Además, la empresa implementó un servicio telefónico de asesoría las 24 horas y una sala de anti estrés para que los trabajadores pudieran descargar su frustración sobre maniquíes con bates de béisbol.