Cinco gatos son la principal atracción del nuevo ‘Café Neko’ de Viena, quienes dan la bienvenida a las personas que acudan al recinto, en un país que lleva al café dentro de su cultura desde hace 300 años.

Alexander Thuer, el propietario del ‘Café Neko’, señaló que la idea de combinar el café con los gatos viene de su esposa japonesa, Takako Ishimitsu, quien le comentó que estos establecimientos son comunes en Asia.

En el ‘Café Neko’ cinco gatos vagan libremente, listos para ser acariciados, abrazados y mimados por los clientes, quienes disfrutan de la compañía de los felinos.

Sin embargo, no todos los clientes son bienvenidos en el ‘Café Neko’. Los perros, que tienen permitidos el ingreso a todos los cafés en Viena, deben de quedarse fuera del recinto.

Cuando los gatos se cansan de tantos mismos, desaparecen y se machan a su propio espacio en las tablas ubicadas fuera del alcance de los consumidores.