Hallan muerto en España a médico peruano sospechoso de crímenes en Francia

Médico fue acusado de ejercer sin título en España, además de ser bautizado por la prensa francesa como "Jack el destripador latino", por la sospecha de ser autor de crímenes en serie.

Andrés Avelino Palomino Barrios fue encontrado muerto en Valencia. El médico peruano fue detenido hace tres años al ser acusado de ejercer sin título de pediatra  en España, además pesaba sobre él,  la sospecha de haber participado en tres crímenes en la localidad francesa de Perpignan, por la que purgó condena, pero que al final salió excarcelado por falta de pruebas.

Según fuentes policiales, el jueves se halló el cadáver de Palomino Barrios de unos 68 años, en el barrio de Patraix de Valencia. Aunque en principio se creyó que el deceso había sido por causas naturales, la autopsia reveló de que había signos de estrangulamiento. La alerta la dio una pareja de sudamericanos que vivían cerca de su casa, al notar que de su vivienda emanaba un fuerte hedor.

Una nota del periódico Levante consigna que se encontró a Palomino Barrios  tirado en el suelo con sangre bajo el rostro, pese a que la habitación estaba en perfecto orden, cerrada, sin señales de violencia y el hombre estaba vestido.

El propietario de un locutorio a donde el fallecido solía ir dijo que él "contaba que había trabajado como médico en varios hospitales" y que "había estado una temporada viviendo en Granollers". Según el testigo, Palomino hablaba también en francés y que no era demasiado sociable.

 EL MÉDICO DE BATA NEGRA
El historial de Palomino Barrios estaba marcado por las sospechas. En el 2009 fue detenido en Almería por ejercer sin título, de lo cual quedó exculpado, ya que se probó que tenía el título homologado en España. Pero la peor sospecha provenía de la localidad francesa de Perpignan, donde estuvo encarcelado bajo  la acusación de haber tomado parte en  tres crímenes; Palomino fue absuelto por falta de pruebas, pero la policía francesa nunca cerró el caso y siempre quedó como sospechoso de por lo menos un crimen.
 
“JACK EL DESTRIPADOR LATINO”

Así lo llamó la prensa francesa a finales de los 90, al ser detenido como sospechoso de tres crímenes en serie (1997).  El diario británico "The Guardian" hablaba de un "imitador" macabro de Dalí - «the Dali murder»- porque el asesino desmembraba a sus víctimas -todas mujeres- con precisión de cirujano, y sus cuerpos aparecían cerca de la la estación de tren, decorada con reproducciones de las fantasías oníricas del pintor surrealista, llenas de sexo y cuerpos troceados.


Palomino Barrios había sido despedido del hospital acusado de robar material de cirugía, vivía cera del lugar y la policía lo detuvo;  al revisar su vivienda, se  encontró restos de sangre en algunas de sus ropas. Aunque se determinó que la sangre provenía de animales y fue excarcelado por falta de pruebas, el médico peruano nunca dejó de ser sospechoso. Al ser liberado emigró a España.

-------------------------------------

PERUANOS EN EL EXTERIOR  es un programa que se trasmite por RPP Noticias los sábados desde las 8:00 pm con la conducción de Lucy Cárdenas y Eduardo Lindo.