La secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, llegó este martes a Israel para impulsar una posible tregua con Hamás cuando se desvanece por momentos la posibilidad de que entre en vigor a partir de la medianoche local (22.00 GMT).

Clinton se reunirá en breve con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y mañana con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, en la ciudad cisjordana de Ramala.

La jefa de la diplomacia estadounidense comparecerá ante la prensa con Netanyahu en la residencia de éste en Jerusalén.

Aunque durante la jornada se esperaba la entrada en vigor de la tregua al concluir el día, el miembro de la oficina política del movimiento palestino Hamás Ezzat Rishq negó que ya haya un acuerdo y señaló que es posible que no pueda alcanzarse esta noche.

"No se ha llegado a un acuerdo hasta ahora y quizás no se pueda lograr esta noche. Todas las opciones están abiertas y nuestro pueblo y la resistencia están preparados para todas las probabilidades", dijo Rishq, quien agregó que será la Presidencia egipcia quien anuncie la tregua en caso de que se acuerde.

El canal 2 de la televisión israelí informó, citando fuentes oficiales israelíes, de que no habrá cese de las hostilidades a partir de medianoche y agregó que "quizás" se logre mañana, miércoles.

Un diplomático occidental involucrado en las conversaciones de la tregua declaró a la edición digital del diario "Maariv" que no habrá cese de las hostilidades al concluir el día.

"Los egipcios todavía esperan una respuesta de Israel, que aún no ha llegado. A nuestro entender, el primer ministro Benjamín Netanyahu pidió debatir de nuevo la última propuesta", indicó esa fuente.

EFE