Hitchcock, el cine clásico sigue inspirando a las nuevas generaciones

La historia se centra en el periodo en el que Hitchcock estaba volcado con "Psicosis" (Psycho).
Facebook/Hitchcock

Anthony Hopkins y Helen Mirren protagonizan "Hitchcock", una película que trata de mostrar la cara menos conocida de Hitch y de su esposa, Alma Reville, y un ejemplo más de que el cine clásico sirve tanto de escuela como de inspiración a los nuevos cineastas.

"Hitchcock", que llega este viernes a los cines españoles, y el 28 de febrero al Perú, protagonizada por Anthony Hopkins, Helen Mirren y Scarlett Johansson, es otro caso que confirma la vigencia del cine clásico, no solo como arte, sino como modelo al que recurrir y copiar cuando la imaginación no se traduce en historias nuevas y originales.

La historia se centra en el periodo en el que Hitchcock estaba volcado con "Psycho". En los problemas que tuvo para financiarla, hasta el punto de tener que hipotecar su casa, y para poderla llevar a cabo por los obstáculos de la censura a la famosa escena de la ducha.

Pero sobre todo cuenta la relación de Hitchcock con su mujer, la desconocida para el gran público Alma Reville, una excelente guionista que dejó muy aparcada su carrera para dedicarse a engrandecer la de su marido.

Una valiosa colaboración en los guiones que el gran realizador agradeció públicamente cuando en 1979 recibió el premio a su trayectoria por parte del American Film Institute.

Esa relación de interdependencia es lo más interesante de un filme en el que Reville se descubre como el personaje protagonista por encima de un Hitchcock que no deja de mostrarse tal y como ya se le conocía y en el que Helen Mirren está a años luz de Anthony Hopkins, que con su estupenda caracterización no consigue dotar de realismo a un personaje cuya voz impostada impide cualquier atisbo de acercamiento al espectador.

Frente a él, Mirren compone un personaje cercano y humano, muestra la cara brillante de una mujer que sacrificó todo a la sombra del considerado como genio, cuando en realidad la igualdad era la nota dominante en la pareja.

Scarlett Johansson, como Janet Leigh, Jessica Biel como Vera Miles y Toni Colette como Peggy Robertson, la secretaria de Hitch, completan el reparto de un filme que cuenta los detalles del rodaje de una película que marcaría un hito en la historia del cine.

EFE