Foto: EFE

El asesino de Toulouse, al que las autoridades francesas atribuyen la muerte a tiros de siete personas, entre ellas tres niños y un adulto de la escuela judía de esa ciudad del sur de Francia, "puede volver a actuar", según aseguró hoy el fiscal jefe de París, François Molins.

"Estamos ante un individuo extremadamente determinado, con mucha sangre fría y con objetivos extremadamente definidos", afirmó el fiscal.

Molins agregó que por el momento "no se ha abandonado ninguna pista", ni siquiera la de los tres ex militares expulsados del Ejército por comportamientos neonazis en 2008.

EFE