´Isaac´ azota con fuertes lluvias R.Dominicana dejando casi 8.000 desplazados

Un total de 7.766 personas han sido obligadas a desplazarse en la República Dominicana debido al paso de la tormenta tropical ´Isaac´, que sigue arrojado torrenciales aguaceros en gran parte del territorio nacional.

Un total de 7.766 personas han sido obligadas a desplazarse en la República Dominicana debido al paso por el país de la tormenta tropical "Isaac", que sigue arrojado torrenciales aguaceros en gran parte del territorio nacional, informaron hoy las autoridades.

De acuerdo con un boletín del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), del total de personas afectadas solo 1.190 están en refugios oficiales y el resto en casas de familiares y amigos.

"Isaac", que tocó tierra en el extremo este de Cuba tras abandonar a la vecina Haití, anegó 116 viviendas en la República Dominicana, afectó parcialmente a otras 86 y totalmente a 49.

Según el COE, 74 localidades están incomunicadas debido a la crecida o desbordamiento de ríos o la penetración del mar, como es el caso de Pedernales (suroeste), una de las zonas más afectadas por el fenómeno atmosférico.

La Oficina Nacional de Meteorología mantiene la condición de tormenta desde la Isla Saona (este) hasta Pedernales en la frontera con Haití, y alerta de tormenta desde la Isla Saona hacia el norte hasta la bahía de Manzanillo (noroeste).

Ante esta situación, el COE ratificó la alerta roja (máxima) que declaró para 22 provincias, incluida la capital, mientras que las restantes 10 demarcaciones siguen en alerta amarilla (intermedia).

El organismo de emergencia también confirmó la disposición que prohíbe la salida de todas las embarcaciones, así como el uso de playas en todas las costas del país, además de los deportes acuáticos y actividades recreativas en aéreas de playas o montañas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó en su boletín de las 15.00 GMT que "Isaac" estaba a 20,1 grados de latitud norte y 74,6 grados de longitud oeste, a unos 65 kilómetros al este de Guantánamo, Cuba, y a unos 615 kilómetros al sur-sureste de Nassau, Bahamas.

Se esperan poco cambios en su intensidad durante el sábado, aunque sí un fortalecimiento desde esta noche hasta el lunes, con lo que podría convertirse en huracán durante el domingo.

EFE