Javier Bardem compite por un BAFTA con el británico Colin Firth

El actor se bate a duelo con el ganador de los SAG Awards y del Globo de Oro por un premio de la Academia Británica.
EFE

Javier Bardem aspira a un BAFTA del cine británico en la categoría de mejor actor, pero le tocará competir con el favorito para llevarse el premio, Colin Firth, a quien todos los cineastas dan por ganador.

Los organizadores de la gala que tendrá lugar mañana en la Royal Opera House de Londres dan hoy los últimos retoques al gran evento del año, ya que se preparan 8.500 canapés que degustarán los invitados a la recepción oficial que se celebrará antes del comienzo de la ceremonia, que será a las 21.00 GMT.

Bardem, ganador en 2007 de un BAFTA como mejor actor de reparto con el filme "No country for old men", aspira a un BAFTA por "Biutiful", película que ha sido seleccionada para obtener un premio como mejor filme en lengua no inglesa.

En esta edición, 6.350 miembros de la Academia Británica de las Artes en el Cine y la Televisión (BAFTA) votaron para elegir a los candidatos de los 207 filmes que entraron en esta competición.

La prensa anticipa que Firth, ganador de un Globo de Oro por "The King"s Speech", se llevará un BAFTA tras deslumbrar en su papel del rey Jorge VI, padre de la reina Isabel II del Reino Unido.

El mundo hispano pisa fuerte esta vez en Londres, ya que el filme hispanomexicano "Biutiful", de Alejandro González Iñárritu, y el argentino "El secreto de sus ojos", de Juan José Campanella -éste último, ganador de un Óscar el año pasado- son candidatos a un premio como mejor película en lengua no inglesa.

"Biutiful" y "El secreto de sus ojos" competirán mañana con la sueca "The girl with the dragon tatoo", la italiana "Io sono L"amore", y la francesa "Des hommes et des dieux".

Aunque no tan espectacular como la ceremonia de la entrega de los Óscar, la de los BAFTA es seguida con atención por los amantes del cine, que por televisión verán pasar a los actores por una alfombra roja de 123 metros instalada frente a la Royal Opera House.

"The King"s Speech" se lleva la mayor cantidad de candidaturas, un total de 14, entre ellas mejor película, mejor director (Tom Hooper), mejor actor (Colin Firth), mejor guión original (David Seidler) y mejor actriz de reparto (Helena Bonham Carter).

A este filme le sigue "Black Swan", con doce candidaturas, entre ellas mejor actriz (Natalie Portman), mejor director (Darren Aronofsky) y mejor fotografía (Matthew Libatique).

Otras películas que aspiran al BAFTA como mejor filme son "Social Network" (ganadora de un Globo de Oro), "Inception" y "True Grit".

Bardem y Firth compiten en la categoría de mejor actor con Jeff Bridges, con "True Grit""; Jesse Eisenberg, con "The Social Network", y James Franco, con "127 Hours".

Natalie Portman, que acaba de recibir un Globo de Oro por "Black Swan", es considerada favorita para llevarse un BAFTA como mejor actriz, aunque deberá competir con actrices como Annette Bening, por "The kids are all right"; Julianne Moore, por "The kids are all right""; Noomi Rapace, con "The girl with the dragon tatoo", y Hailee Steinfeld, con "True Grit".

En la categoría de mejor director han sido seleccionados Danny Boyle, con "127 Hours"; Darren Aronofsky, con "Black Swan"; Christopher Nolan, con "Inception"; Tom Hooper, con "The King"s Speech", y David Fincher, con "The Social Network".

A un BAFTA como actor secundario están Christian Bale, por "The Fighter"; Andrew Garfiel, por "The Social Network"; Pete Postlethwaite, por "The Town"; Mark Ruffalo ("The kids are all right"), y Geoffrey Rush, por "The King"s Speech".

Como actriz secundaria figuran Amy Adams, con "The Fighter"; Helena Bonham Carter, con "The King"s Speech"; Barbara Hershey, con "Black Swan"; Lesley Manville, con "Another Year", y Miranda Richardson, con "Made in Dagenham".

Los candidatos que no ganen un BAFTA -una estatuilla de 3,7 kilos de peso que representa una máscara- no se irán con las manos vacías ya que recibirán de los organizadores una bolsa con una bufanda de diseño, una cartera de Anya Hindmarch, chocolates y productos de belleza, además de una botella de vodka y otra de champán. EFE