Aunque es una de las candidatas fuertes para llevarse el Óscar a Mejor Actriz, Jennifer Lawrence aseguró que no pierde el sueño por pensar en tener la estatuilla dorada en sus manos.

Lawrence fue nominada por su papel de Tiffany en “Los juegos del destino” (Silver linings playbook), donde comparte roles con Bradley Cooper.

La también protagonista de “Los Juegos del Hambre” (The Hunger Games) ya se hizo de sendos premios por su actuación en “Silver linings playbook”, entre ellos el Globo de Oro, el premio del Sindicato de Actores y el Critic"s Choice Movie Awards.

"Es muy importante separar tu trabajo de tu vida personal. Si no lo haces, las dos cosas se convierten en una. Sé que para mi carrera sería importante ganar, pero no va a afectar en ningún sentido a mi vida personal; si no sucede, no me va a quitar el sueño, voy a ser igual de feliz y voy a seguir siendo yo misma", declaró a la edición estadounidense de la revista OK.

A Jennifer ya le tocó perder una vez en los premios de la Academia, donde consiguió su primera mención en 2011 gracias a su aclamada interpretación en “Lazos de sangre” (Winter"s bone).

"Es algo muy emocionante, pero nunca te lo acabas de creer. Estoy tan concentrada en mi trabajo que cuando escuchas tu nombre, te quedas parada. Sé que es un verdadero honor", reconoció.