La seguridad ciudadana parte de la educación en valores morales

Cardenal Juan Luis Cipriani destacó que el problema de la falta de seguridad ciudadana debe ser tratado desde la educación en el núcleo familiar, en la escuela y en la sociedad.
Andina

“Me parece muy interesante el tema de la seguridad ciudadana, pero esta arranca en el corazón de cada familia, de cada persona; no es un problema punitivo, no es un problema solo de delincuentes, es un problema de educación en valores morales, es un problema de recuperar esa relación con Dios a nivel personal, a nivel familiar, a nivel de los barrios”, afirmó.

“A veces nos olvidamos del nivel de educación tan importante y nos quedamos en la parte delincuencial, negativa, política; cuando hay una parte tan bonita que es el amor de padres, la educación en los colegios y la responsabilidad social de quienes tienen que ejercer cargos públicos”, continuó.

El Arzobispo de Lima recordó que el próximo 15 de agosto se cumplirán 4 años del terremoto ocurrido en el sur del país y mencionó que la Iglesia en Lima se sumó al esfuerzo para enviar ayuda y se comprometió a reconstruir la Iglesia Parroquial de San Clemente en Pisco.

“A todos les cuento cómo en Lima nos organizamos inmediatamente para enviar ayuda y nos comprometimos a hacer la Catedral de Pisco, que está ya al 80% de construcción; espero que pronto la podamos estar bendiciendo. Desde aquí mi saludo especial para toda la población afectada para darles ánimos. La iglesia de Pisco va a quedar preciosa; y muchas gracias a las parroquias que han colaborado muy generosamente”, manifestó.

En otro momento, el Cardenal Cipriani comentó que se encuentra en Estados Unidos asistiendo a la reunión de una asociación católica de líderes latinos que busca conservar y reforzar los valores de la fe católica de los inmigrantes en el país norteamericano.

“Me han invitado a dar una exposición que tuve ayer para ayudar a nuestros hermanos latinoamericanos que vienen a vivir a Estados Unidos y que necesitan el soporte y el apoyo de la Iglesia Católica para reforzar su identidad, no solamente en la Misa dominical sino en todo lo que supone su manera de tratar a la gente, el cariño, la expresión de su devoción y de su fe, que es una riqueza muy grande y que esta asociación está queriendo reforzar para que no pierdan sus costumbres y devociones católicas en la vida de la familia y en la educación”, señaló.

Por su parte, el Padre José Chuquillanqui, párroco de “El Espíritu Santo” de Manchay, indicó que para combatir la inseguridad ciudadana es importante un trabajo preventivo a nivel de la familia y de la sociedad, recobrando ese respeto de padre a hijos, de alumnos a maestros, de la población hacia las autoridades y viceversa.

“La lucha por la seguridad ciudadana es tarea de todos, tendría que ser compromiso de todos. La Iglesia siempre ha ido fomentando todo esto que nos ayuda a vivir en un clima de paz, pero a veces sentimos que el mensaje de la Iglesia incomoda porque otros no lo comparten por su dimensión ideológica o por su pensamiento moderno”, mencionó.

“Por eso, qué importante el trabajo desde el hogar, desde las familias, desde las cunas, desde las guarderías, desde los jardines de infancia, desde la escuela. Tenemos que recobrar el principio de autoridad. Si esto comenzamos a ejercerlo, fomentaremos una ciudad y un Perú con una cultura de paz”, concluyó.