RPP/Henry Urpeque

Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO, 2011), el trabajo infantil se concentra en el área rural con un 58,7% de niños, niñas y adolescentes entre 6 y 17 años.

Se sabe también que un 33,9% de los adolescentes que trabajan entre los 14 y 17 años lo hacen en trabajos peligrosos. Las zonas de mayor incidencia de esta situación es Huánuco.

Para revertir estas cifras, se ha lanzado un plan piloto de lucha contra el trabajo infantil en dicha región, con miras a incorporarlas en otras zonas del país.

Sergio Quiñones, Secretario Técnico del programa sostuvo que el objetivo del programa es incidir en que los niños no dejen la escuela por el trabajo.

“El programa entrega una bonificación adicional a la que ya otorga, en recompensa a aquellas familias que incentivan a que sus hijos terminen sus estudios de manera exitosa”, expresó.

Refirió que el Ministerio de Educación también está implementando un programa de Escuela Rural Mejorada, mediante el cual se invertirá en mejorar las capacidades y competencia de los docentes y mejorar la currícula educativa, haciendo que la escuela resulte más atractiva para los niños y adolescentes.

“El objetivo es generar mayores incentivos para que especialmente los padres se convenzan de que es más rentable a futuro que sus hijos estudien y se eduquen a que estén trabajando” puntualizó.