Los juguetes tradicionales siguen de moda en las ferias de Tokio

El evento mantiene lo tradicional pese a que el rubro viene siendo copado cada vez más por teléfonos inteligentes y tabletas para niños.

Muñecas de pelo mutante, autos, planetarios de salón o sofisticados puzzles metálicos 3D, son parte de la exhibición esta semana en la Feria del Juguete de Tokio, evento que sigue manteniendo lo tradicional pese a que el rubro viene siendo copado cada vez más por teléfonos inteligentes y tabletas para niños.

Ya sea con motivos de conocidos personajes de dibujos animados, con incrustaciones de plástico que imitan a diamantes o con cubiertas a prueba de golpes, los dispositivos electrónicos que simulan "a los que tienen papá y mamá" han aumentado sus ventas en Japón considerablemente en apenas dos años.

No solo las muñecas han mutado su aspecto en esta 52 edición de la Feria del Juguete de Tokio, que hasta el próximo 16 de junio expone 35.000 productos de un total de 148 fabricantes (18 de ellos extranjeros) y prevé este año unos 160.000 visitantes.

También los fabricantes de puzzles buscan reinventarse para sobrevivir en un sector en el que cada vez prima más lo electrónico.

El fabricante de automóviles, Toyota Motor, presentó modelos de vehículos eléctricos de tamaño pequeño, de tres metros de largo y 1.44 metros de ancho, cuenta con dos tipos de cuerpos, que puede modificar su cuerpo con facilidad con 57 paneles.

Por su parte, Segatoys presentó en la feria la última serie de un ingenio que hace la delicias de niños y no tan niños; el Homestar, un miniplanetario para usar dentro del hogar cuya versión más reciente es capaz de proyectar unas 60.000 estrellas sobre el techo.

EFE