Captura de TV

Autoridades de la Institución Educativa Canto Bello, en San Juan de Lurigancho, descubrieron que el menor de siete años, identificado con las iniciales D.S.R., vendía droga entre los estudiantes.

El hecho ocurrió luego que el menor fuera trasladado a la dirección por pelearse con sus compañeros. En ese momento, las autoridades del colegio encontraron entre sus pertenencias diversos envoltorios de pasta básica de cocaína.

Durante el interrogatorio, el niño reveló que su tía, identificada como Paulina Maraví, le obligaba a distribuir la droga dentro del colegio, informó Frecuencia Latina.

Tras ello, la Policía allanó la vivienda de la mujer, encontrando 72 envoltorios con el estupefaciente.

Sepa más: