Captura de TV

 

Una mujer que quedó desfigurada luego de que su pareja le echara alcohol en la cabeza y luego le prendiera fuego en el rostro defendió a su agresor indicando que el accidente fue solo "un juego".

Lissete Katherine Prada Telles, de 21 años de edad, contó que ella fue quien le pidió a su conviviente, Juan Rojas Mancilla (20), que le echara alcohol en la cabeza.

"Me dolía la cabeza y yo le dije que me eche el alcohol y como él estaba jugando con el encendedor me prendió toda la cara", señaló en una entrevista difundida por Frecuencia Latina.

Rosa Telles, madre de la agraviada, sin embargo, cree que su hija ha recibido amenazas de su agresor para declarar en su favor. 

"Ella dice que fue un juego, yo no sé si será por temor o si él la habrá amenazado", dijo.

Pese a todo, Lissete Prada, quien permanece internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Daniel Alcides Carrión del Callao, indicó que no le denunciará.

"Antes discutíamos porque él era celoso pero eso ya pasó. Nunca me había agredido antes. Lo sigo queriendo, fue un accidente nomás", dijo la joven.

Edgar Espinoza Rojas, fiscal que sigue el caso, indicó que Juan Rojas confesó que en completo estado de ebriedad fue él quien quemó a Lissete en un ataque de celos.

"Que ella se retracte va a carecer de importancia para el proceso penal por cuanto nosotros le estamos denunciando. La denuncia se ha formalizando por lesiones graves", indicó.

Por su parte, la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Aída García Naranjo, quien fue a visitar a la mujer, señaló que se plantearán medidas legislativas para combatir la violencia de género.

"La violencia se expresa en el femicidio y en las agresiones que no son faltas sino delitos", precisó.