Mujer recibe la carta de su abuelo casi 100 años después

La misiva, que fue escrita en 1916 durante la Primera Guerra Mundial, fue descubierta detrás de una chimenea en una antigua casa en Escocia.
Orkney Library

Una carta escrita por un marinero británico en 1916 durante la Primera Guerra Mundial, dirigida a sus padres, ha llegado a manos de su nieta casi un siglo después, informó hoy la biblioteca de las islas Orcadas (norte de Escocia).

El marinero David John Phillips, apodado "Dai" y quien trabajaba reparando un barco en esas islas al norte de Escocia durante la contienda bélica (1914-1918), era el autor de la misiva que enviaba a sus padres en Gales y que firmó como "vuestro chico de la chaqueta azul".

La carta apareció detrás de una chimenea en una casa de esas islas en 1980 y hace un año llegó a la biblioteca de la ciudad escocesa.

Con el propósito de descubrir su autor, la biblioteca colgó una fotografía de la carta en su blog en internet y fue un pariente lejano canadiense, vinculado con la familia de Phillips e interesado en conocer sus raíces genealógicas, el que la descubrió y relacionó con la nieta del marinero.

"Me llamó hace una semana más o menos y me dijo "creo que deberías ponerte en contacto con el archivo de la biblioteca de las islas Orcadas porque he visto un post en su blog y estoy seguro de que va sobre tu abuelo"", relató hoy la nieta de Phillips.

"Cuando vi la foto, supe al momento que era mi abuelo, reconocí el nombre y la dirección en la fotografía de la carta. Fue una mezcla de gran emoción, sorpresa e incredulidad", explicó.

Según la biblioteca, la carta apareció detrás de una chimenea en la antigua casa del marinero y su esposa, por lo que se cree que debió apoyarla en la repisa -sellada y cerrada, a la espera de que alguien la echara al correo- pero se cayó sin que nadie lo percibiera.

En la carta, Phillips se dirigía a su familia, que vivía en Gales, y le pedía que se acordaran de él.

Phillips se casó en 1919 y se instaló en las islas Orcadas con su esposa hasta que ambos se trasladaron años después a Llanelli (oeste de Gales), donde regentaron un ultramarino y tuvieron dos hijos.

EFE