El contrato de las obras de la vía expresa "Línea Amarilla" que unirá los distritos del Agustino y el Callao no tienen sobrevaloración, aseguró la gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima, Giselle Zegarra.

La funcionaria desmintió al candidato por Acción Popular, Gonzalo Alegría, quien señaló que dicha construcción costaría aproximadamente 79 millones de dólares, según estudios efectuados por su partido, y no 571 millones de dólares.

"Se hacen estudios. Ese es el monto real de las inversiones que se van a realizar. Se suman los gastos de operación y mantenimiento", declaró a TV Perú.

"Una obra es un conjunto de obras de arte. Hablamos de un túnel debajo del río Rímac de 2.5 kilómetros, de 9 kilómetros de vía nueva, 8 viaductos, 2 complejos intercambios viales", detalló.

En ese sentido insistió en que la obra no tiene "ninguna sobrevaloración" pues se han seguido los trámites regulares.

La mencionada vía expresa será una alternativa a la vía Evitamiento, que en la actualidad está prácticamente "colapsada", dijo Zegarra tras explicar que la ruta unirá el este con el oeste, por lo que los vehículos que se transporten desde, por ejemplo, el Jockey Plaza (Surco) llegarán "en 14 minutos al Callao".