Nueve de los 21 efectivos heridos, que en la víspera llegaron a Lima, se encuentran estables y recuperándose de sus lesiones provocadas tras la caída del helicóptero en el que realizaban un operativo antidrogas en la localidad de Satipo.

Según dijo a RPP Noticias el médico Otoniel Osso Carlín, representante de la clínica Stella Maris, los miembros de la Policía Nacional son policontusos, por fracturas sin compromiso neurológico.

El galeno indicó que el estado de los nueve policías no es de gravedad, por lo que no hubo necesidad de ingresarlos a la Unidad de Cuidados Intensivos o a la Unidad de Cuidados Intermedios.

Precisó que entre hoy o mañana, un grupo de los efectivos estaría siendo dado de alta y luego el resto, dependiendo de su evolución.

En la víspera, el helicóptero modelo MI-17 de matrícula 504, que viajaba con 18 efectivos de la PNP y cuatro tripulantes, sufrió un aterrizaje de emergencia a orillas del río Tambo.

Lamentablemente el piloto de la aeronave, identificado como Rodolfo León Gavilán, falleció.