EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó este jueves que el Estado debe procurar a los homosexuales el mismo trato que al resto de ciudadanos.

"Mi opinión es que, en cuanto a la Ley, la gente debería ser tratada de igual manera, sin importar la raza, la religión, el sexo o la orientación sexual", dijo Obama durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo senegalés, Macky Sall, en el Palacio Presidencial de Dakar.

El presidente de Estados Unidos reconoció que "el tema de la homosexualidad despierta mucha controversia en varios países africanos".

Sobre este tema, Sall indicó por su parte que Senegal no prevé despenalizar la homosexualidad, aunque defendió que ello no equivale a homofobia.

"Por el momento, es la opción de Senegal, pero el país procura que los homosexuales no estén discriminados", afirmó Sall.

El mandatario senegalés añadió que Senegal ha suprimido la pena de muerte para castigar la homosexualidad, pena aún vigente en otros países africanos.

En la actualidad, muchos países africanos consideran ilegal la homosexualidad, y las autoridades, como en los casos de Uganda o Zimbabue, han hecho declaraciones en términos muy agresivos contra esos colectivos.

Obama empezó hoy en Dakar una gira por países del África Subsahariana que le llevará también a Sudáfrica y Tanzania.

EFE