El presidente Barack Obama homenajeó con la Medalla de la Libertad, el máximo honor civil en Estados Unidos, a personalidades como el cantautor Bob Dylan, el astronauta retirado John Glenn y la activista mexicano-estadounidense Dolores Huerta, a los que describió como sus "héroes individuales".