EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy en Kuala Lumpur en la tercera escala de su gira asiática que tiene el objetivo de estrechar lazos y aumentar la hegemonía estadounidense en la región.

Obama, que arribó procedente de Seúl a la base de la Real Fuerza Aérea de Malasia en Subang, se convirtió en el segundo presidente de los EE.UU. que visita este país del Sudeste Asiático, tras el viaje que realizó Lyndon B. Johnson en 1966.

"¡Cómo me gustaría darle la mano a Obama", escribió un usuario malasio en Twitter, que se ha llenado de mensajes de bienvenida al mandatario, aunque también bromas y alguna queja por los problemas de tráfico que provocará su visita de poco más de un día de duración.

El presidente estadounidense se desplazó nada más llegar a la Plaza del Parlamento, donde junto al Rey de Malasia, Abdul Halim Mu"adzam Shah, ha presenciado la inspección de la guardia de honor.

Mañana la agenda de Obama comienza con una visita a la Mezquita Nacional para luego mantener una reunión con el primer ministro malasio, Najib Tun Razak, tras la cual está previsto una rueda de prensa conjunta.

Obama se desplazará más tarde al Centro de Innovación y Creatividad donde Malasia acoge un Foro de Emprendedores y posteriormente participará en un encuentro con jóvenes estudiantes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Al finalizar este encuentro, el presidente estadounidense se reunirá con representantes de la sociedad civil malasia.

En la que ya ha sido considerada por los medios locales como una visita "histórica", las autoridades de este país de mayoría musulmana esperan que la estancia de Obama incremente la relevancia de Malasia en la diplomacia internacional.

La visita del presidente estadounidense se centrará en propiciar avances en materia comercial con un impulso a las negociaciones para lograr avances en la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, en sus siglas en inglés).

EFE