| Fuente: RPP

Un estudio realizado hace poco por la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra cifras alarmantes para nuestro país.

Los resultados son una alerta para las autoridades en materia de salud poblacional puesto que se pone en evidencia que las ventas de comida rápida (comida chatarra) crecieron en nuestro país en 260% en los últimos diez años, consolidándose como el caso más crítico en América Latina.

Así lo sostuvo el vocero de la OPS-OMS Miguel Malo, quien en entrevista con Al estilo Juliana mostró los resultados de dichos estudios.

“Afortunadamente, todavía tenemos la ventaja en el caso peruano que una fruta es más barata que una gaseosa”, indicó.

Malo señaló que, con respecto al consumo de las carnes rojas procesadas, existen ciertas evidencias de patologías relacionadas con el cáncer y otras enfermedades, pero aún falta definirse mediante estudios, cuál es el nivel de riesgo.

“Hay varios tipos de evidencias de que hay una asociación positiva entre un agente causal (carnes rojas procesadas) y el cáncer de colon y recto. Pero (el estudio) no implica el riesgo del cáncer, esto requiere otro tipo de estudios que ahora nos toca hacer en la OMS para identificarlo”, dijo.

Esto quiere decir que es comprobada la asociación entre las carnes procesadas y el cáncer pero se necesitan conocer aún las cantidades y el tiempo en que ese consumo significa un riesgo.

Sin embargo, desde el 2007 la Fundación Mundial contra el Cáncer ya recomendaba procurar no consumir las carnes procesadas y, en cuanto a las carnes rojas, consumir no más de 500 gramos por semana.

“En la práctica diaria de la alimentación no requerimos de carnes procesadas, la carne roja es la que nos va a dar proteínas hierro, zinc, pero lo que se está planteado es disminuir la cantidad”.