EFE

El presidente palestino, Mahmud Abás, y el líder del movimiento islamista Hamás, Jaled Meshal, acordaron en Doha pedir a la ONU que fije un calendario para poner fin a la ocupación israelí en los territorios palestinos.

Esta decisión fue adoptada en su segunda reunión con el emir de Catar, Tamin bin Hamad al Zani, con quien ya se entrevistaron la víspera, según la agencia oficial catarí, Qna.

Dicho calendario deberá abordar el establecimiento de un Estado palestino independiente en las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital.

Abás y Meshal indicaron que el Gobierno palestino de unidad nacional, acordado este año, es el representante de todo el pueblo palestino y pidieron el fin del bloqueo israelí a Gaza.

El emir aseguró que Catar continuará apoyando a Gaza y a Hamás contra la ocupación y no cambiará su posición respecto a la causa palestina.

Tras su estancia en Doha, Abás se dirigió a El Cairo, donde mañana tiene previsto entrevistarse con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.

La reunión en Catar amenaza el papel de Egipto como mediador en el conflicto entre Israel y los palestinos, debido sobre todo a la tensión entre el actual Gobierno de El Cairo y Hamás.

Estas consultas tienen lugar después de que a principios de semana se cancelaran la tregua y las negociaciones que mantenían palestinos e israelíes en El Cairo para llegar a un acuerdo de alto el fuego.

Abás y Meshal coinciden en que el levantamiento del bloqueo económico y el asedio militar con que Israelestrangula Gaza son el objetivo prioritario, junto a la apertura de la frontera en Rafah, del corredor a Cisjordania, del puerto y el aeropuerto.

Pero chocan en la forma de lograrlo, pues Abás respalda la propuesta de Egipto, que pide un alto el fuego primero y la negociación del alivio del bloqueo después, una propuesta que Israel ve con buenos ojos.

EFE