EFE

El papa Francisco destituyó al obispo de la diócesis paraguaya de Ciudad del Este, Rogerio Livieres, acusado de encubrir casos de pederastia y de mala gestión en su diócesis, indicó el Vaticano.

La determinación del pontífice fue anunciada en una nota oficial, en la cual reconoce que se trató de una "ardua decisión" tomada por "razones pastorales".

La destitución de Livieres fue adoptada "luego de un cuidadoso examen de las conclusiones de las visitas apostólicas efectuadas por la Congregación para los Obispos y la Congregación para el Clero", después de los varios escándalos por abusos sexuales y uso impropio de recursos que azotaron la Iglesia paraguaya.

En el mismo comunicado, en que el Vaticano evita especificar las acusaciones, se informa que el papa nombró sucesor a monseñor Ricardo Jorge Valenzuela Ríos, obispo hasta ahora de Villarrica del Espíritu Santo.

En el comunicado, el papa Francisco pide "al clero y a los católicos de Ciudad del Este" que acojan la decisión de la Santa Sede "con espíritu de obediencia, docilidad y sin desavenencias".

La crisis dentro de la Iglesia paraguaya surgió en julio pasado tras una pelea pública entre el obispo Livieres y el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, quien pedía una apertura de investigación contra su colega por haber encubierto casos de pedofilia.

Como reacción, Livieres acusó a Cuquejo de ser "homosexual", sin jamás pedir disculpas.

Livieres, quien se encuentra en Roma para reunirse con el prefecto de la Congregación para el Clero, el cardenal Marc Ouellet, no ha dado por ahora ninguna declaración.

ANDINA