El catedrático francés Alain Pellet, coordinador del equipo jurídico peruano ante La Haya, defendió los derechos soberanos y exclusivos del Perú sobre el denominado “Triángulo Exterior”, una zona que va más allá de las 200 millas marítimas de Chile y que está dentro del área peruana.

"El Perú dispone de derechos inherentes y exclusivos. Chile no puede pretender zona porque se sitúa a más de 200 millas marinas de sus costas", expresó.

"No se pide (a la corte) que concedan una parte marítima, sino que reconozcan el derecho que Perú tiene sobre la parte", remarcó.

En su exposición, afirmó que sería "aberrante" que Perú haya podido renunciar a dicho espacio marítimo –de más de 28,000 kilómetros cuadrados de mar–, pero que Chile considera como parte del altamar.

Pellet defendió la causa nacional frente a "es la voluntad de Chile de intentar, incluso por la fuerza, imponer obligaciones y derechos en el Triángulo Exterior”.

"En la mente de Chile, se trata de concederle al demandante una parte que no le pertenece y que estaría en altamar. No es el caso. Se está pidiendo que declaren que Perú solamente pueda ejercer derechos soberanos sobre la jurisdicción que le reconoce el Derecho Internacional, sobre el que Chile no tiene ningún derecho", argumentó.