La Guardia Civil española ha desarticulado una banda criminal dedicada a robar con "gran" violencia a narcotraficantes, en una operación que ha concluido con quince detenidos, entre ellos ocho colombianos, dos brasileños, un argentino y un peruano.

La banda podría haber obtenido "grandes réditos" al beneficiarse de que sus víctimas no les denunciaban, informó la Guardia Civil en un comunicado.

Tras contactar con los compradores, los detenidos les enseñaban trozos de cocaína o, incluso, tabletas de escayola o yeso que simulaban ser esta droga para después, en el momento de la supuesta entrega, asaltarles y robarles el dinero.

La operación, llevada a cabo en la isla de Tenerife y las provincias de Madrid y Guadalajara, ha concluido con la detención de ocho colombianos, dos españoles, dos brasileños, un argentino, un peruano y un inglés por presunta pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, robo con violencia e intimidación y falsificación de documentos.

Los detenidos llevaban a cabo frecuentes desplazamientos por toda España y otros países de Europa bajo la dirección de dos hermanos colombianos.

Las ventas ficticias se hacían sobre todo en aparcamientos públicos, pisos o apartamentos alquilados para la ocasión.

Los miembros del grupo, provistos de pasamontañas y pistolas de fogueo, se ocultaban en la vivienda donde se efectuaría el intercambio o se escondían en maleteros de otros coches.

Cuando los compradores se presentaban, los detenidos, haciendo uso de "gran" violencia, se apropiaban del dinero y huían precipitadamente del lugar, añadieron las fuentes.

EFE