Polémica en Indonesia por plan para probar la virginidad en institutos

Las autoridades justifican esta iniciativa por el incremento de la prostitución entre las jóvenes estudiantes y el aumento del sexo antes del matrimonio.
EFE

Un plan de la agencia de Educación de la localidad de Prabumulih, en el sur de la isla de Sumatra, para hacer una prueba de virginidad a las alumnas como parte de sus exámenes de admisión al instituto ha desatado la polémica en Indonesia.

El director de la agencia, Muhammad Rasyid, señaló que las razones para promover esta iniciativa son el incremento de la prostitución entre las jóvenes estudiantes y aumento del sexo antes del matrimonio.

"Hemos propuesto llevar a cabo un test de virginidad para las estudiantes de bachillerato (...) dentro del presupuesto regional de 2014", reconoció Rasyid, quien apuntó "que toda mujer tiene derecho a la virginidad" pero, no obstante, espera que las alumnas no realicen "actos negativos".

Una parlamentaria indonesia que forma parte de la comisión de Educación, Dedi Gumilar, cuestionó la constitucionalidad del plan.

"¿Acaso tenemos una ley que establezca que los estudiantes deben ser santos?. Según nuestra constitución todos los ciudadanos tienen derecho a la educación", dijo la legisladora en declaraciones al diario The Jakarta Globe.

Por su parte, la vicepresidenta de la Comisión Nacional contra la Violencia Machistas, Masruchah, condenó la iniciativa y subrayó que "la moralidad de un estudiante no debe ser determinada por sus genitales" y agregó que el cuerpo de estas jóvenes no pertenece a los políticos.

A pesar de todas las críticas que ha desatado el proyecto, desde el Ministerio de Educación han indicado que solo pueden aconsejar en contra de llevar a cabo el plan aunque la última palabra dependerá de la agencia de Educación de Prabumulih, puesto que cuenta con autoridad para implantar esta clase de políticas.

Indonesia, con 240 millones de habitantes, es el país con más musulmanes del mundo y la mayoría de ellos profesan un islam moderado.

EFE