Cortes

Lavarse las manos es un hábito de higiene personal, y tanto los adultos como los niños deben realizarlo las veces necesarias, pero, ¿por qué es tan importante que los niños se laven las manos?

“Cuando las manos están limpias pueden transmitir amor y salud, pero si están sucias, transmiten y ocasionan enfermedades. Las manos son el medio por el que muchas bacterias y virus llegan a nuestro organismo. Lavarse las manos es el hábito de higiene más importante”, asegura Marilú Chiang, médico pediatra de la ONG Prisma.

Situaciones en las que es necesario lavarse las manos:
•    Después de hacer las necesidades
•    Antes y después de comer
•    Después de tocar tierra o haber entrado en contacto con la saliva de la boca de un animal
•    Al salir de algún espacio público
•    Luego de estar en un transporte colectivo o ascensor
•    Cuando usemos un baño público hay que tener cuidado al tocar puertas o inodoros, y lavarse las manos después de usarlos.

“Lo ideal es que los niños se empiecen a lavar las manos con ayuda en cuanto sean capaces de realizarlo, debemos educarlos con el ejemplo y enseñarles la forma correcta de hacerlo, con agua y jabón”, recomendó Chiang.

Enséñele a lavarse las manos:
•    Primero deben mojarse las manos, colocar jabón en la palma de la mano y frotarlas entre sí entrelazando los dedos. Cerrar el caño mientras lo hacen
•    Limpiar los dorsos de ambas manos con la palma de la mano contraria, limpiando entre los dedos
•    Una vez que hayan terminado el enjabonado es muy importante que se enjuaguen para retirar los restos de suciedad y células muertas. Deben secarse muy bien las manos.

Más información aquí.