EFE

La Casa Real española está siendo golpeada, ahora con la imputación por lavado de dinero y fraude fiscal contra la infanta Cristina de Borbón, hija del rey Juan Carlos.

En este contexto, una encuesta realizada por la consultora Sigma Dos para el diario El Mundo reveló hace unos días que el 62% de los españoles se muestra favorable a la abdicación del rey, y que menos de la mitad apoya la monarquía como forma de gobierno.

Pero ¿Qué explica la existencia de monarquías en el siglo XXI? y ¿Cómo se explica que tengan reyes algunos de los países más consolidados económica y políticamente? 

En Europa existen ocho monarquías parlamentarias: Reino Unido, España, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Suecia, Noruega y Luxemburgo. En todos ellos, la jefatura de estado recae sobre el rey, que es un cargo hereditario, y la jefatura política y de gobierno sobre el primer ministro, designado por el parlamento.

Infobae de Argentina consultó con José María Portillo Valdés, historiador de la Universidad del País Vasco, quien explicó que si bien los monarcas no tienen funciones políticas concretas, tienen una función constitucional muy importante, que es la de ser la representación del Estado en el exterior.

Remarcó que esta figura en muchas naciones con profundas diferencias internas les ha permitido permanecer unidas y desarrollar un proyecto común en el tiempo.

En esa línea destacó que el rol de Juan Carlos fue imprescindible para la transición a la democracia tras la caída de la dictadura de Francisco Franco, que gobernó España durante casi 40 años.

"En América Latina las revoluciones de independencia supusieron emanciparse de la corona española (y portuguesa) y, por lo tanto, formar directamente una república. Pero en Europa...la permanencia de la monarquía es un componente de continuidad de la tradición", señala Portillo Valdés.

¿Abdicación o no?

El historiador de la Universidad del País Vasco consideró que pese a la golpeada imagen del rey Juan Carlos de España desde que se conocieran sus polémicas expediciones de caza en África, no sería oportuno políticamente poner en debate sobre si el monarca debería abdicar en favor de su hijo Felipe de Borbón, quien tiene mayor popularidad.

Sostiene que incluso los republicanos reconocen la utilidad de la monarquía, "porque durante muchos años evitó problemas políticos y creó un suelo que conjuntamente podían pisar diferentes ideologías".