Foto: AFP (Referencial)

 

Desde el primer día del próximo año estará prohibido en Italia que los comercios, supermercados y hasta los puestos callejeros de venta entreguen sus mercaderías en bolsas de plástico, por lo que tendrán que emplear bolsas biodegradables o de papel, a partir de una decisión del Consejo de Ministros de ese país, informó la agencia de noticias italiana Ansa.

"Es una gran innovación la introducida por el gobierno", dijo la ministra de Ambiente, Stefania Prestigiacomo, quien logró detener a sus colegas que pretendían prorrogar la entrada en vigencia de esa prohibición.

Para la ministra, "se trata de un paso adelante de fundamental importancia en la lucha contra la contaminación, que nos hace más responsables en temas de reciclado y reutilización".

Con una satisfacción sin reservas recibieron la medida todas las organizaciones ambientalistas, que temían, quizás por los fortísimos intereses económicos implicados, una nueva prórroga en la entrada en vigor de la prohibición.

"A la ministra Prestigiacomo va nuestro aplauso por haber desaconsejado, en el Consejo de Ministros, una nueva prórroga a la prohibición", dijo el presidente de Legaambiente, una poderosa ONG, Vittorio Cogliati Dezza.

La medida que entrará en vigencia el primer día de 2011 ya estaba prevista en la Ley Financiera de 2007, pero su entrada en vigor había sido prorrogada hasta ahora.