difusion

 

Bahram H. Arjmandi, profesor y jefe Florida State del U.S. Department of Nutrition, Food and Exercise Sciences, asegura que se analizó diversas frutas indicadas para fortalecer los huesos como: los higos, dátiles,  pasas, fresas y manzanas secas, además de los higos, pero fueron estos últimos, los que arrojaron mayor poder nutricional  para mejorar la densidad ósea.

Las investigaciones señalan a las ciruelas secas o guindones como alimento “excepcional”  en la prevención de la temida osteoporosis en los adultos mayores.

En el estudio, se comparó los resultados obtenidos en dos grupos de mujeres de 55 años: Uno de ellos se alimentó con 100 gramos de guindones y el otro con manzanas secas, adicionando a cada grupo la dosis de calcio y vitamina C.

 El resultado final fue que el grupo que consumió guindones presentó mejor densidad mineral ósea  en el cúbito, hueso del antebrazo, así como en la espina dorsal, en comparación con el grupo que consumió manzanas secas.