Captura de people.com

Por tradición, el príncipe Guillermo debió preguntarle a los padres de Kate Middleton, Carole y Michael, si podía casarse con su hija. Ahora, por ley, también ha recibido la bendición de su abuela, la reina Isabel II.

El consentimiento formal de la Reina al matrimonio fue anunciado el jueves, justo en su cumpleaños número 85. En el marco del Gran Sello del Reino, firmó un comunicado de aprobación que proclamó, en caligrafía transcrita, el consentimiento a la unión de "Nuestro amadísimo nieto el príncipe Guillermo Arturo Felipe Luis de Gales, K.G. (Knight of the Garter o Caballero de la Jarretera), y nuestra fiel y bien amada Catherine Elizabeth Middleton".

La Reina declaró su aprobación y firmó el documento - oficialmente se llama instrumento de consentimiento - el 9 de febrero, pero recién se hizo público el jueves.

Los nietos rara vez necesitan la aprobación de la abuela para casarse. Pero en el caso de William, hay algo de qué preocuparse llamado Ley Real de Matrimonio de 1772. Se requiere que el monarca en ejercicio apruebe formalmente los matrimonios de la mayoría de los descendientes directos del rey Jorge II.

El Instrumento de Consentimiento fue redactado por la Oficina de la Corona y escrito a mano e iluminado sobre pergamino por parte de un grupo de escribanos y artistas. Se le entregará a la pareja después de que se hayan casado.