Rusia y China rechazan intervención militar extranjera en Siria

La escalada de tensión en Siria, tras la matanza en Hula, ha provocado que países occidentales como Francia no descarten una intervención militar para poner fin a la represión de Bachar al Asad.
Foto: EFE (referencial)

China expresó hoy su oposición a la intervención militar extranjera en Siria para resolver el conflicto e instó a la comunidad internacional a seguir apoyando la labor de mediación del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, quien se marcha hoy de Damasco tras una visita de dos días.

La escalada de tensión en Siria, tras la matanza en la ciudad de Hula este fin de semana, ha provocado que países occidentales como Francia no descarten una intervención militar en Siria para poner fin a la represión del régimen de Bachar al Asad, siempre y cuando esté coordinada por el Consejo de Seguridad de la ONU, según declaraciones del nuevo presidente francés, François Hollande.

"China se opone a una intervención militar en Siria y a un cambio de régimen por la fuerza", reiteró el portavoz chino del Ministerio de Asuntos Exteriores, Liu Weimin, en rueda de prensa ordinaria, en la que insistió en que la vía a seguir para resolver el conflicto sirio es "apoyar y cooperar con los esfuerzos de mediación que está llevando a cabo Annan".

Tras las medidas tomadas por diferentes países occidentales de expulsar a sus respectivos embajadores sirios de sus legaciones en respuesta a la masacre de Hula, con más de un centenar de muertos, el portavoz chino declinó confirmar o rechazar directamente si el régimen comunista seguirá esta línea de actuación.

"No tengo constancia de si habrá distracciones en la labor de la Embajada de Siria en China", se limitó a decir Liu.

Preguntado sobre si China cambiará su discurso sobre Siria en el caso de que Rusia lo haga, el portavoz chino defendió que el régimen comunista siempre ha tenido "su propio juicio" sobre este tipo de incidentes y que China siempre ha mantenido el diálogo "constante" con las diferentes partes del conflicto sirio, así como con la comunidad internacional.

"China ha expresado de forma clara su posición sobre el incidente registrado en la ciudad de Hula. Éste debe ser investigado y todas las partes deben ayudar a ello", reiteró Liu, quien trasladó su esperanza en que la visita del enviado especial Kofi Annan a Siria "afloje las tensiones" en el país.

Asimismo, Rusia informó que también vetará cualquier iniciativa sobre una intervención militar extranjera en Siria que sea llevada al Consejo de Seguridad de la ONU, aseguró el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Guennadi Gatílov.

"Siempre hemos dicho que estamos categóricamente en contra de cualquier injerencia en el conflicto sirio, porque esto sólo agravaría la situación y tendría consecuencias imprevisibles tanto para Siria como para toda la región", declaró Gatílov a la agencia Interfax.

El diplomático ruso respondió así al nuevo presidente francés, François Hollande, que no excluyó una intervención armada en Siria para poner fin a la represión del régimen de Bachar al Asad, siempre y cuando esté coordinada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Gatílov también apuntó que sería precipitado convocar una reunión del Consejo de Seguridad para adoptar nuevas sanciones contra el régimen sirio de Bachar al Asad, tal como ha propuesto el titular de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle.
EFE