Serfor inicia la búsqueda de Juaneco, un zorro andino visto en Comas
El animal ha sido visto buscando comida por el cementerio | Fuente: Serfor

El Servicio Nacional Forestal (Serfor) anunció este miércoles que ha iniciado la búsqueda de “Juaneco”, otro zorro andino que ha sido visto en Comas buscando comida. Según las autoridades, el animal no habría tenido contacto con ningún humano.

“Juaneco” recuerda lo sucedido con el caso de “Run Run”, el animal de la misma especie que era cuidado como un perro, pero que luego las autoridades rescataron con éxito para luego trasladarlo a la Granja Porcón en Cajamarca.

Serfor ha pedido a la población, a través de sus redes sociales, brindar cualquier información para dar con su paradero pues el zorro andino se encuentra buscando comida.

“Equipo del SERFOR rastrea las huellas de 'Juaneco’ en Comas. Se trata de un nuevo zorro andino que estaría deambulando por el cementerio Mártires 19 de julio, en búsqueda de comida. Los trabajadores del camposanto indican que el animal sería inofensivo”, mencionan en su cuenta oficial de Twitter.

“Desde el viernes, SERFOR ha armado un equipo especializado para recopilar información y monitorear las rutas, horas y frecuencia del avistamiento del escurridizo animal. Los datos recogidos determinarán las acciones a tomar”.

La institución pidió también a la población evitar alimentarlo, no persigas al animal ni ahuyentarlo de manera agresiva. 

"Run Run" ahora tiene nuevo hogar

El zorro Run Run fue trasladado a la Granja Porcón, un centro de cría en cautiverio autorizado, ubicado en el distrito y departamento de Cajamarca.

La Granja Porcón cuenta con amplios espacios, donde el animal continuará recibiendo la atención adecuada, según indicó Serfor.

Serfor señaló que, después de un proceso de cuarentena, el zorro se encuentra rehabilitado y saludable. Por ello, se determinó que estaba apto para conocer el recinto que lo acogerá.

 

La situación del zorrito andino

El zorro andino Run Run se encuentra en un ambiente amplio de 140 metros cuadrados dentro de la Granja Porcón, con un dormidero y un lugar para protegerse del sol. Su nuevo hogar está ubicado en una zona con un clima típico de su hábitat natural y cuenta con las condiciones adecuadas para su proceso de adaptación.

Como se sabe, el zorro andino no podrá regresar a su hábitat natural, porque al haber sido extraído de la naturaleza cuando era una cría, producto del comercio ilegal de fauna silvestre, sus padres no le enseñaron a cazar, a alimentarse y a defenderse de los depredadores, por lo que debe permanecer bajo los cuidados humanos.