Foto: EFE

Al menos tres personas murieron, entre ellas un policía, en ataques de presuntos sicarios del crimen organizado en el estado de Michoacán, sur de México, donde los delincuentes quemaron varios vehículos para bloquear carreteras, informaron hoy varias fuentes.

Las acciones comenzaron en la noche del miércoles cuando presuntos integrantes del cartel de las drogas de "La Familia Michoacana", uno de los más violentos de México, se enfrentaron en varias ocasiones con agentes federales en el municipio de Apatzingán.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal indicó hoy en un comunicado que los agentes federales fueron alertados sobre la presencia de un grupo de personas armadas en la parte alta del municipio de Apatzingán y cuando llegaron al lugar fueron atacados a tiros.

Mientras tanto, en la zona urbana de Apatzingán, otro grupo de presuntos integrantes de "La Familia Michoacana" disparó con armas de fuego contra vehículos civiles que después usaron como barricadas.

También agentes federales se enfrentaron sobre la carretera Uruapan-Apatzingán con sicarios, quienes dispararon desde ambos lados de esa vía, con fusiles AK-47.

Los presuntos delincuentes, dijo la SSP, trataron de impedir el avance de la Policía Federal, realizando bloqueos con vehículos incendiados en cuatro puntos de la carretera Uruapan-Lázaro Cárdenas.

La prensa local menciona que los enfrentamientos se prolongaron hasta este jueves y el Gobierno de Michoacán tiene previsto informar en una rueda de prensa sobre los hechos.

-EFE-