Foto: EFE

A 382 subió la cifra de muertos por el incendio de la Granja Penal de Comayagua, una cárcel de la región central de Honduras, que constituye la peor tragedia en una prisión de ese país y una de las más graves en América Latina, informó CNN.

La jefa de Medicina Forense del Ministerio Público, Lucy Marrder, indicó que según la información que le han proporcionado, en la prisión había unos 800 reos, la mayoría no habían sido juzgados.

El secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla, dijo que lo ocurrido en la cárcel "es una tragedia nacional".

Si bien inicialmente se informó de un posible cortocircuito la que causa del incendio, posteriormente se especuló que un interno quemó un colchón, desencadenando el dantesco siniestro.

El incendio comenzó sobre las 22:55 horas del martes (04:55 GMT de hoy), según el informe del Cuerpo de Bomberos.

Las escenas en las afueras de la Granja Penal son desgarradoras entre familiares de las víctimas, muchas de las cuales en su dolor quieren que hoy mismo les entreguen los cuerpos.

Identificación de víctimas
Cuatro peritos del equipo multidisciplinario que el Gobierno chileno ofreció a las autoridades hondureñas para colaborar en la identificación de las víctimas del incendio en una cárcel viajaron hoy a Tegucigalpa.

El director del Servicio Médico Legal (SML), Patricio Bustos, indicó que los otros diez miembros del grupo viajarán en las próximas horas para empezar a trabajar este viernes.

Bustos aseguró a Radio Cooperativa que una de las prioridades es el apoyo psicológico a los familiares de los más de 350 reos que fallecieron en el incendio.