EFE

Las últimas armas químicas declaradas por el Gobierno sirio salieron este lunes 23 de junio de su territorio, en el marco del acuerdo para destruir su arsenal, informaron las autoridades sirias y la misión internacional encargada de supervisar esta operación.

La televisión oficial siria, que citó una fuente de alto rango del Ministerio de Exteriores, aseguró que el último cargamento de armas químicas abandonó este lunes el país.

La fuente destacó que este logro demuestra el compromiso de Siria pese "a las difíciles condiciones de seguridad y los desafíos que presentan los ataques terroristas contra la nación siria y su pueblo".

La fuente manifestó su esperanza de que este "éxito" de Siria y de la misión conjunta de la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) abra la puerta para pedir a la comunidad internacional que exija a Israel que se una a los tratados contra la proliferación de armamento de destrucción masiva.

En un comunicado, la directora de la misión conjunta de la ONU y la OPAQ, Sigrid Kaag, confirmó la salida para su posterior destrucción de la última tanda de armas químicas de Siria, que suponía el 7,2 % del total declarado por las autoridades.

La misión de la ONU y la OPAQ recordó que el Gobierno sirio ha destruido también todos sus equipos para producir este tipo de armas, así como muchos edificios vinculados a su programa químico.

"A excepción de doce instalaciones de producción que están esperando una decisión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ, todo lo declarado en el programa de armas químicas sirias ha sido eliminado en un calendario sin precedentes y bajo unas condiciones desafiantes únicas", afirmó.

La misión agradeció la "cooperación constructiva" de las autoridades sirias a lo largo de este proceso y a los países que han respaldado y han aportado recursos para eliminar las armas químicas.

EFE