Representantes del movimiento transexual uruguayo se manifestaron ayer en Montevideo para exigir justicia por el asesinato esta semana de una compañera, que se suma a los nueve casos que sufrió el colectivo entre 2011 y 2012, y que siguen "impunes", expresaron fuentes del grupo organizador.

"La causa que motiva esta manifestación es que el miércoles pasado hubo un nuevo asesinato de una compañera transexual, que se suma a los asesinatos que se han dado con anterioridad en el país y que todavía están impunes", manifestó la presidenta de la Unión Trans de Uruguay (UTRU), Alejandra Collette Spinetti.

A su vez, la representante del grupo indicó que con la manifestación exigen al Gobierno que se hagan políticas y leyes "reales" que defiendan a los transexuales y que se favorezca la integración de esa población en lo laboral, lo educativo y lo cultural.

Spinetti explicó que entre noviembre de 2011 y septiembre de 2012 nueve transexuales fueron asesinados y que la muerte de esta semana vuelve a poner en el punto de mira las agresiones que en Uruguay viven a diario.

"Tenemos nueve asesinatos que están impunes y que la Justicia no responde, y no tenemos ningún indicio de que se puedan solucionar (...). Y en abril otra chica fue tiroteada y no murió por obra y gracia del universo. Actualmente está escondida", puntualizó la presidenta de UTRU.

Spinetti declaró que cuentan con el apoyo de Amnistía Internacional y que han mantenido reuniones con el Ministerio del Interior, pero sin que hasta la fecha haya habido adelantos en la resolución de los crímenes.

El próximo paso a dar será llevar el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para lo que el colectivo ya está elaborando un informe.

EFE