Wikimedia

El volcán Chaparrastique, situado en el oriente de El Salvador, tuvo al menos 15 "pequeñas explosiones" de gases y cenizas en lo que va de año sin causar víctimas ni daños materiales, informó hoy una fuente oficial.

El volcán, que hizo erupción el 29 de diciembre pasado, ha registrado "15 explosiones en lo que llevamos del 2014", dijo en una conferencia de prensa el vulcanólogo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Eduardo Gutiérrez.

Son "15 explosiones en siete meses de actividad", de las cuales las más recientes se produjeron el miércoles y el viernes pasado, así como este domingo por la noche y el lunes por la mañana, enfatizó.

De acuerdo con el gerente de geología del MARN, Manuel Díaz, todas las "pequeñas explosiones" se focalizaron en la zona del cráter del volcán, cuyas nubes de gases y cenizas alcanzaron "aproximadamente de 300 a 400 metros sobre el cráter".

Desde el 27 de enero de 2014 hasta este lunes se han registrado 335 microsismos en el volcán, cuyas magnitudes en la escala abierta de Richter oscilaron entre 0,4 y 2,1, según un informe del MARN, que destaca que ninguno de estos sismos fue sentido por la población.

El Chaparrastique está situado cerca de la ciudad de San Miguel, a unos 138 kilómetros al este de San Salvador y, tras su fuerte erupción del 29 de diciembre, que no causó víctimas ni daños, tuvo otra de menor magnitud el 12 de febrero.

Desde entonces, las vibraciones y exhalaciones de gases y cenizas del volcán han presentado fluctuaciones, por lo que las autoridades salvadoreñas mantienen desde diciembre del año pasado una alerta naranja o de alto riesgo en la zona del volcán.

Los expertos reiteraron este lunes que debido a las constantes variaciones del volcán no se descarta un nuevo episodio eruptivo.

EFE