Corte Superior de Justicia del Callao confirmó condena de 15 años de cárcel para sicario
Corte Superior de Justicia del Callao confirmó condena de 15 años de cárcel para sicario | Fuente: Poder Judicial

La Primera Sala Penal del Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Callao ratificó hoy lunes la condena impuesta en primera instancia contra Anderson Makey Quispe Altamirano, quien fue condenado a 15 años de cárcel por ser autor del homicidio de Jefri Alonso Reyna Hamana.

El tribunal del Poder Judicial del Callao, integrado por los magistrados Miguel Castañeda Moya, William Gonzales Zurita y Duberlis Nina Cáceres Ramos, confirmó la sentencia contra Quispe Altamirano por haber disparado ocho veces, con ferocidad y alevosía, contra su víctima, causandole una muerte instantánea.

Producto de los proyectiles recibidos, el cuerpo de Reyna Hamana sufrió traumatismos múltiples en la cabeza, cuello y tórax. Como resultado de la necropsia y examen balístico se evidenciaron ocho heridas penetrantes y dos heridas perforantes, ubicadas en la región frontal izquierda y en la región auricular.

La Sala Penal también impuso también el pago de S/ 30 mil soles de reparación civil a favor de los herederos legales de la parte agraviada.

Ataque a quemarropa

La madrugada del 5 de agosto del 2018, Jefri Alonso Reyna Hamana, en compañía de su pareja y una amiga, salieron a comprar cervezas en las inmediaciones del óvalo de La Perla, Callao.

Cuando retornaban de comprar y rumbo a casa de Reyna, éste recibió una llamada telefónica, por lo que se quedó un poco detrás de sus acompañantes. Fue en ese momento que se le acercó por detrás el condenado Anderson Makey Quispe Altamirano, quien sacó un arma de fuego de su cintura y le asestó ocho disparos a quemarropa.

Estando herido, el agraviado trató de anteponer su cuerpo delante de su pareja y su amiga para que ellas pudieran huir, logrando ambas colocarse detrás de un auto. Segundos después, Reyna Hamana se desplomó y murió.

El sentenciado Anderson Quispe Altamirano alcanzó a las testigos y las amenazó con hacerles daño si contaban lo sucedido. Luego se dio a la fuga en un automóvil conducido por un cómplice.