| Fuente: Andina

La Policía Nacional informó la noche de este martes que el ataque con explosivos a la clínica Ricardo Palma de San isidro en el que resultaron heridas más de 30 personas, fue perpetrado por los hermanos Alexander Lenin Benites Aguilar (40) y Claudia Rocio Benites Aguilar (44), en aparente represalia por la muerte de su madre, quien fue atendida en ese centro de salud. En conferencia de prensa, el jefe de la dirección contra el terrorismo, José Baella, dijo que esa es la hipótesis que maneja la policía a partir de los indicios recogidos, y que están en investigación.

"Ambos hermanos, al parecer se habrían puesto de acuerdo en venganza, porque en años anteriores la madre de estas dos personas habría fallecido en la clínica y además estarían demandando a la clínica para reivindicarse económicamente", dijo el oficial. Según información recogida por la Policía, la madre de los hermanos Benites Aguilar estuvo internada seis meses en la clínica Ricardo Palma, y que luego de ser dada de alta murió en su casa.

El ministro del Interior, Mauro Medina, dijo que los atacantes no usaron explosivos de alta gama, y que si ese hubiera sido el caso los daños habrían sido mayores, pues las explosiones se produjeron en un área cercana a donde se atiende al público que se realiza exámenes clínicos.

La Policía indicó, que según los restos recogidos, los hermanos usaron la pólvora de al menos 21 cartuchos del explosivo conocido como 'rata blanca' para fabricar los detonantes que usaron en el ataque. 

Los hermanos Alexander Lenin Benites Aguilar (40) y Claudia Rocio Benites Aguilar (44). | Fuente: RPP

Según un reporte policial, Alexander Benites fue encontrado en la zona del estacionamiento de la clínica. Llevaba puesto un chaleco antibalas y no portaba documentos, pero fue identificado por sus huellas digitales. Presentaba una fractura expuesta en la pierna izquierda y quemaduras de segundo y tercer grado. Su hermana, Claudia Rocio, fue hallada en el sotano de atención al público, tambien con quemaduras y heridas en el abdomen. El estado de ambos es grave y son atendidos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica.  

Dos explosiones

Dos explosiones ocurrieron esta mañana en la clínica Ricardo Palma, en San Isidro. El primero ocurrió en el sótano donde está ubicado un laboratorio y el segundo en otro sótano utilizado como estacionamientos. Hasta ocho unidades del Cuerpo de Bomberos llegaron al lugar para atender la emergencia que hasta el momento ha dejado 20 heridos, dos de ellos de gravedad.

A través del Rotafono, nuestros oyentes aseguraron haber escuchado hasta dos explosiones antes del incendio. “Han dicho que no hay un incendio, pero apesta a quemado”, dijo un testigo. “Están como locos, correteando, tratando de atender la emergencia”, agregó, en referencia al personal de la clínica.

¿Qué opinas?