“Yo lo maté”, fue el mensaje colocado con plastilina en una de las puertas de la Facultad de Psicología. | Fuente: RPP

Los familiares de Erik Arenas Sierra -el estudiante asesinado dentro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM)- encontraron un sospechoso y macabro mensaje en una de las puertas de la Facultad de Psicología.

Los deudos estaban en el lugar realizando un responso por la víctima, cuando fueron alertados de la presencia de este mensaje, colocado con plastilina en la reja de acceso a la mentada facultad.

“Yo lo maté”, rezaba el mensaje, presuntamente hecho por el asesino de Arenas Sierra.

Los familiares dieron parte a las autoridades, que llegaron a los minutos a fin de recabar pruebas. “La expresión no puede ser más elocuente, está atribuyéndose (el crimen). Es un indicio que hay que seguir”, dijo a RPP Noticias Julio Quintanilla, abogado de la comunidad de San Marcos.

Según fuentes de la investigación, la persona que colocó el mensaje debió haber tardado hasta 30 segundos en colocar el mensaje en las rejas de la facultad.

Quintanilla invocó a los estudiantes y al personal de la universidad a colaborar con la investigación y dar información sobre cualquier persona en actitud sospechosa.

Sepa más: