José Stalin Porras Fernández fue asesinado a sangre fría. | Fuente: RPP

José Stalin Porras Fernández (28) fue asesinado de cuatro balazos a la cabeza en una calle de la urbanización Cerro Pacífico, en Los Olivos, en lo que sería -según la Policía Nacional- un crimen por venganza.

El joven, que trabajaba como obrero de Construcción Civil, fue abordado por un número indeterminado de sicarios cuando regresaba a su casa. Si bien no hay testigos del hecho, en la zona hay una cámara de seguridad que podría ayudar a dilucidar el asesinato.

Martha Fernández, madre de la víctima, pidió que se haga justicia. Además, sostuvo que hay testigos que no quieren colaborar con las autoridades por temor a represalias. “Hay testigos que no quieren comprometerse”, señaló.

Las autoridades sospechan que el crimen es un ajuste de cuentas, ya que a Porras Fernández no le robaron sus pertenencias. Además, según fuentes policiales consultadas por RPP Noticias, el joven tiene antecedentes por robo agravado en el 2015.


¿Qué opinas?