El púgil británico David Haye arrebató anoche la corona de los pesos pesados por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al cíclope ruso Nikolái Valúev, al que derrotó a los puntos.

Los jueces concedieron la victoria a Haye, que únicamente había disputado tres combates en la categoría reina, por 116-112, 116-112 y 114-114 en una pelea celebrada en Nuremberg.

Haye, que se convierte en el primer británico en alzarse con la corona de los pesados tras Lennox Lewis, fue el justo campeón, en gran medida gracias a su mayor rapidez ante un Valúev, que acusó el cansancio y la edad (36 años) en los últimos asaltos.

"Golpeé su cabeza al principio de la pelea y fue la cosa más dura que he golpeado en toda mi vida. Fue como golpear un muro de ladrillo. Estoy seguro de que me he roto la mano. He hecho que (Valúev) parezca un aficionado", señaló.

Valúev, conocido como "el hombre montaña" por sus 2,13 metros de altura y 150 kilos de peso, no besó la lona, como había prometido su contrincante, pero aceptó elegantemente su derrota.

"La clave estuvo en el último asalto, especialmente al final. Fue como un maratón para mí. No estaba preparado para correr tanto", confesó Valúev, que nunca pudo arrinconar a su rival, que sí conectó unas buenas combinaciones durante la pelea.

En el último asalto el hércules ruso se tambaleó, pero Haye no pudo tumbarlo pese a conectar en la mandíbula de Valúev dos poderosos ganchos con la izquierda.

Poco importó, los jueces tomaron buena nota y entregaron la victoria al aspirante, que únicamente cedió ante su rival en el cuarto asalto.

La derrota de Valúev, que sufrió así la segunda tras 16 años de carrera boxística, 50 victorias (34 KO) y 2 derrotas, había sido pronosticada por las casas de apuestas.

Valúev, un veterano en estas lides, ganó por primera vez el título en diciembre de 2005 ante el estadounidense de origen puertorriqueño John Ruiz, y tras perderlo ante el uzbeko Ruslán Chagáev en 2007, lo recuperó en febrero de 2008 ante el desconocido púgil bielorruso Serguéi Liájovich.

Posteriormente, el ruso había defendido exitosamente el título en diciembre de 2008 en un duelo muy publicitado ante el veterano Evander Holyfield, de 46 años, que decidió retornar a los cuadriláteros para resarcirse de sus pérdidas financieras.

Nada más acabar la pelea, Haye, de 29 años, que presenta un historial de 23 victorias y una derrota, se mostró dispuesto y convencido de noquear a Ruiz, con el que tendrá que fajarse obligatoriamente.

En caso de derrotar a Ruiz, previsiblemente Haye tendrá que enfrentarse a uno de los hermanos ucranianos Klitschkó, considerados los mejores boxeadores del momento.

EFE