Novak Djokovic estaba encantado tras su pase a la final del Másters 1.000 de Bercy y aseguró que no dio opciones a su rival en semifinales, el español Rafael Nadal, al que derrotó por 6-2, 6-3.

"Lo único que puedo decir de mi partido de hoy es que ha sido perfecto. Exactamente como quería, tácticamente como lo pensé", afirmó el serbio.

"He estado muy agresivo todo el encuentro, que he controlado enseguida. Lograba puntos ganadores desde todos los lugares. No le he dado muchas opciones a Rafa", indicó.

Djokovic indicó que fue el mejor partido de su temporada junto con la final de Basilea que ganó el domingo pasado al suizo Roger Federer, número uno del mundo.

El número tres del mundo reconoció que la pista favorecía su juego con respecto al de Nadal, que prefiere canchas más lentas.

"La pelota no rebotaba muy alto, se quedaba en una zona cómoda para mi y podía golpear fuerte. Si miro atrás creo que he hecho tdo bien, no me puedo quejar", aseguró.

Djokovic señaló que su temporada "ha ido en ascenso permanente" desde el torneo de Cincinnati

El serbio disputará mañana su quinta final de un Másters 1.000 de la temporada, tras haber perdido las cuatro anteriores.

EFE