Ajenos a la crisis, la inestabilidad social y la incertidumbre política del país, los rayos del sol heleno se concentraron sobre un espejo parabólico que encendió el fuego olímpico que será trasladado luego a Londres.

La actriz Ino Menegaki, en el papel de Gran Sacerdortisa de Olimpia, escoltada por otras diez mujeres en representación de las Vírgenes Vestales, hizo entrega del fuego sagrado al campeón olímpico de natación Spyros Yanniotis.

Comenzó entonces la larga marcha de la antorcha olímpica hacia los Juegos de Londres.

"La Llama Olímpica para los Juegos Olímpicos Londres 2012 fue encendida con toda solemnidad, de acuerdo a la manera tradicional", explicó en un comunicado el presidente del Comité Olímpico Griego (HOC), el exwaterpolista olímpico Spyros Kapralos.

La ceremonia fue encabezada por el presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jacques Rogge, así como el presidente del HOC y el del Comité Organizador de los Juegos de Londres, Lord Sebastian Coe.

El segundo portador de la llama olímpica fue el joven boxeador Alex Lukos (19 años), cuyo padre emigró desde Grecia a Gran Bretaña.

La antorcha pasó por las manos de 490 portadores que recorrieron 2.900 kilómetros de la geografía helena: en total, 26 provincias, 30 municipios y 40 ciudades.

Finalmente, el 17 de mayo, la llama llegará al antiguo Estadio Panatinaico de Atenas. Allí, el fuego sagrado será entregado a los británicos, encargados de llevar la antorcha a Londres.

En su recorrido, la antorcha atravesará un país sumido en la crisis y el descontento social, algo que también ha afectado al olimpismo.

Tras los Juegos de Pekín en 2008, el HOC firmó un acuerdo con el Gobierno por el que percibiría 30 millones de euros hasta 2012 para ayudar a los atletas a prepararse para las Olimpiadas de Londres.

En 2010, cuando estalló la crisis de deuda, al Gobierno heleno, presionando por sus acreedores internacionales, no le quedó más remedio que recortar gastos. El equipo olímpico no recibió ni un sólo euro más.

"A pesar de que tenemos grandes dificultades financieras como país, no recortaremos las actividades de la antorcha olímpica en Grecia. Viajará por todo el país para recordar a nuestros compatriotas la importancia (...) de los Juegos Olímpicos, que todo empezó aquí", afirmó recientemente Kapralos

Así, el Comité Olímpico local ha tenido que recurrir exclusivamente a patrocinadores privados para financiar la ceremonia del fuego olímpico.

A pesar de que en la Grecia clásica el fuego olímpico simbolizaba el robo del fuego de los dioses por parte de Prometeo, quien rebelándose contra las leyes inmortales se lo entregó a los hombres, el ceremonial que rodea a la antorcha tiene orígenes mucho más actuales.

No fue hasta los IX Juegos de la era moderna, en Amsterdam en 1928, cuando se reintrodujo la Llama Olímpica, gracias a la propuesta de un empleado de la compañía eléctrica local.

Pero el fasto de la ceremonia en Olimpia y su recorrido hasta la sede de los Juegos fue en realidad iniciativa de los propagandistas de la Alemania Nazi, durante la undécima edición de los Juegos, en el Berlín de 1936.

EFE