Un grupo de personas con capacidades especiales y ejemplares se sumaron a la Gran Maratón de RPP  y demostraron que no existe ningún impedimento para retarse a uno mismo.

Sobre sillas de ruedas, invidentes y hasta un niño de 10 años queriendo fomentar el cuidado de nuestra salud, entre otros, participaron de la Maratón con mucho entusiasmo.

No olvidemos mencionar a don Sabino Arteaga Miranda, un anciano de 83 años que ha logrado terminar la carrera de los 10 KM. Don Sabino nos reveló su secreto para lograrlo y señaló que lo primero que hace es creer en un dios supremo, luego llevar una vida ordenada en su familia para no caer en los vicios y finalmente, caminar unos 10 kilómetros diarios.

La competición se vivió al máximo y demostró que los peruanos difrutan mucho del deporte.