Jaime Núñez tiene 36 años y llegó a Colombia con la ilusión de encontrar en el país del buen café las oportunidades negadas en su propia tierra.

Un día decidió montar un espectáculo callejero con el objetivo de que quienes atentamente lo observan aprendan a defenderse de cualquier intento de asalto.

Su fama ha trascendido en Bogotá al punto de que el diario El Tiempo le dedica una extensa crónica en la que narra las vivencias del karateca peruano.

El mencionado medio apunta que la fama de Jaime es tan grande que las personas de la zona han decidido bautizarlo con el apelativo de "Jackie Chancho" por su parecido a la mega estrella de artes marciales.

Un vendedor ambulante se encarga de hacer la presentación: "Público, en pocos minutos vendrá el maestro que les enseñara a defenderse del hampa".

Jaime aparece en escena entre una cantidad considerable de público (alrededor de 500 personas) y empieza a desplegar sus acrobacias, como cada día.